Carreteras

Carreteras: San Bernardino

Si tengo que elegir una carretera para disfrutar la conducción de entre todas las que conozco en Suiza, será San Bernardino por su trazado, estado del asfalto y el paisaje por el que discurre.

Capture

San Bernardino es un puerto de  montaña situado a 2066 metros de altura que conecta las ciudades de Bellinzona en el cantón de Ticino y Thusis en el cantón de Graubunden. En esta entrada nos centraremos en el tramo entre el pueblo de Mesocco y la cima, en la vertiente del cantón de Ticino, mucho más interesante para la conducción que la cara norte del paso.

Circulando hacia el norte desde Mesocco, nos encontramos primero con una zona rápida, de curvas abiertas, que discurre en el valle de dos altas montañas con frondosos bosques y con un riachuelo a su vera. Esta zona es perfecta para disfrutar del sonido del motor resonando en el valle mientras progresamos entre curva y curva.

cof

Cuanto más avanzamos en el puerto, más retorcidas son las curvas y mayor la pendiente, el estado del asfalto es muy bueno a lo largo de toda la carretera por lo que esta vez sí, pude disfrutar plenamente de la conducción con el Vantage, exprimiendo las capacidades del coche todo lo que mi habilidad al volante me permite.

IMG_2218

Mientras hacíamos la primera parada para hacer fotos del entorno, pasó el único coche que nos encontramos en todo el trayecto, un Wiesmann Roadster que había decidido también disfrutar de la carretera ese día. En vista de cómo sonaba cada estirada, que seguíamos oyendo tiempo después de haber pasado por donde nosotros estábamos, doy fe de que lo hizo.

Unos minutos después nos dispusimos a emprender  de nuevo la marcha y disfrutar de la carretera en plenitud. Quien no haya probado la adrenalina de una conducción verdaderamente deportiva, retrasando cada frenada, sintiendo cómo la dirección transmite cada irregularidad de la carretera, cómo los neumáticos se aferran al asfalto proporcionando hasta la última gota de agarre que les queda… quien no haya probado eso, no sabe lo que es disfrutar al volante.

En carreteras de este tipo es donde realmente se aprecian las capacidades de coches como el Vantage. El motor no está pensando para una circulación normal y realizar recuperaciones, sino para estirarlo sacándole hasta el último caballo y mantenerlo siempre por encima de 5000rpm. Los frenos, que en conducción por ciudad tienen un mordiente ‘raro’, se muestran en su salsa con las fortísimas frenadas a la entrada de cada horquilla. El diferencial, los enormes neumáticos, el balance perfecto del chasis, que únicamente se puede apreciar cuando el coche está cerca de sus límites… todo se une para hacer de los minutos que dura el trayecto de subida una experiencia única.

Cuando llegamos a la cima nos espera un paisaje abrumador. Ojalá en las fotos se pudiese apreciar la amplitud del entorno y la tranquilidad que transmite.

cof

IMG_2318

El trayecto de descenso por la vertiente norte resulta mucho menos interesante por la existencia de obras en un par de tramos y el tráfico cada vez más abundante, aún así todavía nos regala unas bonitas vistas para el recuerdo.

No me va a quedar más remedio que repetir la experiencia en el sentido contrario una vez hayan finalizado las obras; ¡vaya por Dios!

 

 

4 comentarios en “Carreteras: San Bernardino”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s