Técnica

Técnica: Dirección – Principio de Ackermann

Cuando un vehículo describe una curva, todas las ruedas deben girar entorno al mismo centro instantáneo de rotación, permitiendo un mejor control y minimizando el desgaste de las ruedas. Cada una de las ruedas directrices debe por ello describir un arco de diferente radio, siendo el radio del arco que describe la rueda exterior mayor que el de la interior.

Se denomina centro instantáneo de rotación al punto respecto al cual un sólido está girando en un instante. La línea que une el centro instantáneo de rotación y un punto cualquiera del sólido es perpendicular a la velocidad de dicho punto.

Según Ackermann, el ángulo que forma la rueda exterior con la extensión del eje trasero (α) ha de ser menor que el formado por la interior (β).

244bbcw

Si un vehículo se diseña sin tener en cuenta el principio de Ackermann y las dos ruedas delanteras giran el mismo ángulo, no estarán girando con respecto al mismo punto. Esto genera inestabilidad y desgaste excesivo del neumático.

Untitled

En caso de aplicarse el principio de Ackermann, la rueda interior girará con mayor ángulo de forma que el centro instantáneo de rotación sea el mismo para todas las ruedas.

Para conseguir este efecto, las bieletas de dirección formarán cierto ángulo con el eje longitudinal, como se describe en la imagen inferior.

Jeantaud

El cálculo de Ackermann se basa en la fórmula:

Via/Batalla = cotg(α) – cotg(β)

La formula para calcular Ackermann se obtiene despejando α de la anterior, de modo que:

Ackermann = arctan ( batalla / (batalla/tan(β) – via) )

Porcentaje = 100 · ( α / Ackermann )

Un 100% Ackerman significa que las prolongaciones de las bieletas se cortan en el centro del eje trasero. En caso de que el porcentaje sea superior a 100, éstas se cortarán detrás del eje trasero; y delante si es inferior.

Todo esto está muy bien en teoría, pero en la práctica los neumáticos se deforman. A esta deformación se la conoce como ángulo de deriva y es la diferencia entre el ángulo de giro y el ángulo que realmente adquiere la superficie de contacto del neumático debido a las fuerzas que se ejercen sobre él.

En los vehículos modernos no se utiliza un sistema de dirección Ackermann puro. Debido a la transferencia lateral de masas, las ruedas en las que la carga es menor, requieren menos ángulo de deriva para llegar a su límite de adherencia.

Para conseguir los efectos deseados en la geometría se debe introducir el concepto de convergencia.

True-Ackermann-Toe-In

Si la convergencia es positiva, las dos ruedas directrices tendrán cierta convergencia hacia el centro de las trayectorias, es decir, la rueda interior tratará de describir una circunferencia ligeramente mayor y la exterior una circunferencia ligeramente menor a la que está siguiendo. Con esta geometría se reduce el ángulo de deriva de la rueda interior y se aumenta el de la exterior.

En caso de que la convergencia sea negativa la rueda interior tratará de describir una circunferencia menora la que está siguiendo y la exterior una circunferencia mayor. Con esta geometría el ángulo de deriva de la rueda interior aumenta, reduciéndose el de la rueda exterior.

1 comentario en “Técnica: Dirección – Principio de Ackermann”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s